Skip to main content
MNG Sinergia Comercial | México, D.F.
 

This website uses cookies to offer you a better browsing experience.
You can learn more by clicking here.

Un proceso de ventas se define como el conjunto paso a paso de interacciones por el que deseas que tu prospecto pase, ya que te dará una clara ventaja competitiva o de lo contrario aumentará las posibilidades de quedarte con el negocio.

Un sistema de venta eficiente te permite lograr consistentemente un resultado deseado o un conjunto de resultados sin perder tiempo, energía, dinero, etc. Los procesos de ventas más eficaces son lo suficientemente básicas como para acomodar el cambio (centrado en cada etapa de la reunión de ventas).

Tener revisiones críticas de cada paso es importante porque saca el trabajo de conjetura y disminuye el tiempo de reinventar el proceso.

Formas de desarrollar tu proceso de ventas:

• Desarrolla un diagrama de flujo de tu proceso de ventas (haz que el gráfico sea dinámico y con opciones).

• Obtén información específica: desarrolla el guion y pregunta a tu cliente potencial durante cada fase. Utiliza el submarino Sandler como guía.

• Establece una proceso de ventas interna y externa. Interna: utilízala sólo dentro de la organización y la externa: detalla tu proceso al prospecto. Al hacerlo, mantienes a todas las partes involucradas alineadas durante el proceso.

¿Todavía piensas que es doloroso sentarse y establecer un proceso la de ventas para tu negocio? Recuerda la filosofía de Sandler: La venta profesional es una profesión noble. No dejes que el prospecto te falte al respeto.

Asegúrate de entender al prospecto, el presupuesto y el proceso de decisión antes de tratar de convencerlos de cualquier cosa. Ayuda al prospecto a descubrir el verdadero dolor y que tú eres la solución.

Desarrolla tu proceso de ventas. Envíanosla por correo electrónico y obtén la retroalimentación de tu instructor de Sandler. Aplícala y adáptala hasta que establezcas un proceso de ventas que funciona bien para ti y tu organización.

Puedes seguir el plan del prospecto y alimentar tu ego. O bien, puedes seguir tus propios planes y alimentar a tu familia, pero no puedes hacer las dos cosas. La elección es tuya.

Compartir este Artículo: