Skip to main content
MNG Sinergia Comercial | México, D.F.
 

This website uses cookies to offer you a better browsing experience.
You can learn more by clicking here.

Prospección y Calificación

Han pasado más de 30 años desde que David Sandler introdujo el concepto de “dolor”, como el elemento principal de una nueva y más eficiente metodología para vender: El Sistema de Ventas Sandler®. El concepto de dolor representaba el conjunto de razones significativas por las que un prospecto compraría un producto o servicio.

Rosa no había alcanzado sus metas de venta en el pasado, pero nunca por tanta diferencia ni por tanto tiempo como ahora. Cuando Samuel, su gerente de ventas, la invitó a comer, pensó que se trataba de buenas noticias… malas.

“No hay manera fácil de decirte lo que te voy a decir, las cosas como son. Estás en un período prueba. Tienes dos meses para cambiar tu situación o te tendremos que despedir”. Dijo Samuel mientras se preparaban para pedir su comida.

"Esas sí que son malas noticias" dijo Rosa y preguntó: “Ok. ¿Qué debería hacer?”

 

La mayoría de los dueños de negocios exitosos son bastante difíciles. Cuando les ofreces una idea o servicio que les ahorrará dinero, inmediatamente considerarán algunas decisiones: primero, el propietario de la empresa puede decidir si estás "diciendo la verdad". Esto es fácil. Si puedes demostrar el ahorro de costos y/o el crecimiento de los ingresos, tendrá sentido que compren tu producto y/o servicio. En segundo lugar, pueden llegar a su propio cálculo del ROI para responder a esta vieja pregunta: "¿Cuánto tiempo demorará realmente en hacer dinero con lo que estás vendiendo?"

No importa tu edad o nivel de experiencia, LinkedIn es la plataforma para las redes sociales cuando se trata de negocios. Hoy en día, LinkedIn cuenta con más de 300 millones de usuarios registrados de con más de 15 millones de usuarios que residen en México. Y aunque esa estadística hace que parezca que todos ya están en LinkedIn, eso no es del todo cierto.

Piensa en la última vez que alguien te pidió que les platicaras un poco sobre ti. ¿Te arrepientes de cómo respondiste? ¿Perdiste la oportunidad de incluir algo importante? Sandler Training aconseja que todos los profesionales, especialmente los vendedores, tomen tiempo para elaborar su "comercial de 30 segundos".

Si has escuchado alguna de las siguientes afirmaciones de tus prospectos, sigue leyendo para obtener más información sobre cómo determinar cuándo retirarse y cuándo continuar invirtiendo tiempo y energía.

• "Necesito consultar con otros gerentes"

• "Necesito más tiempo para decidir"

• "Llámame en aproximadamente un mes"

Si desconoces la relación entre la ambigüedad, la ansiedad y el miedo, entonces probablemente estés alargando tu ciclo de ventas y reduciendo tu porcentaje de cierres.

Cuando te sientas frente a un cliente potencial, sin importar el tiempo o la relación personal que tengas, todavía eres un vendedor al que tu cliente potencial tiene miedo de que le vendas algo en lugar de permitirle comprar.

Hoy le pedí a un grupo de vendedores que compartieran algo que deseaban haberle dicho a un cliente potencial cuando tuvieron la oportunidad. Les expliqué que estaban en un "entorno seguro", así que estaba bien ser honesto.

¿Alguna vez te has retractado de una venta? Vender no se trata de contar. Se trata de ayudar a que el prospecto se relacione con tu producto o servicio para satisfacer sus deseos y necesidades. También se trata de ayudarlos a descubrir necesidades de las que antes no estaban conscientes. ¿Cómo se logra esto? Haciendo preguntas que invitan a la reflexión y luego escuchando, ¡realmente escuchando!

Crear un embudo de ventas efectivo puede ser un gran dolor de cabeza para los líderes de ventas porque se sabe que los vendedores comunes llenan la cartera de oportunidades que no tienen posibilidades de cerrarse.

En mi vida anterior, era especialista en productos al vender un programa de monitoreo de medios y comunicaciones de crisis. Mis primeras seis semanas en ese puesto fueron dedicadas a reducir un embudo de $3 millones por uno $ 160,000 de oportunidades reales y calificadas.

El CEO de una compañía de TI, compartió su creencia de que cada dos años durante una hora, sus prospectos están tan enojados con su proveedor actual que su compañía tenía la oportunidad de quitarle el negocio a su competidor. Esta no es una creencia inusual. Él estaba hablando sobre satisfacer la demanda, que es seguro y fácil.

Quiero llevarte de regreso en la historia unos 10.000 años atrás, exactamente en la sabana africana. Solo hay alrededor de 1,500 seres humanos en el planeta, y la vida es una existencia aterradora. En cuanto a los depredadores, no tenemos muchas posibilidades. No tenemos garras ni colmillos. No somos muy fuertes o rápidos, y no tenemos ningún mecanismo de defensa como caparazones, veneno, aguijones o incluso camuflaje. No hace falta decir que era normal ser temeroso en la sabana. El miedo, la vigilancia y la preocupación nos mantuvieron vivos. Afortunadamente para nosotros, nos hicimos más inteligentes con el tiempo.

¿Cuándo es el prospecto más difícil de vender el prospecto más fácil de vender? ¿Te rindes? La respuesta es simple: cuando lo llamas.

Algunos compradores adquieren la reputación de ser duros, autoritarios, exigentes, simplemente imposibles de tratar. ¿Y adivina qué? Los vendedores dejan de llamarlos. ¿Por qué someterse al abuso? ¿Por qué perder la dignidad? Por qué de hecho, puedes estar pensando.

Prepara una versión digital de tu Comercial de 30 Segundos... e incluye ese texto en tu perfil de LinkedIn.

¿Con qué frecuencia te encuentras meditando en tu automóvil tras una reunión de ventas, y pensaste en algo que deberías haber dicho que hubiera sido más apropiado que lo que acabas de decir? "Hubiera dicho...", "Hubiera preguntado...", "Hubiera...", "Hubiera...", "Hubiera..." Haces una nota mental de los “hubieras”. ..¿y entonces que? ¡Nada!

Con todo lo demás que sucede durante el día, tus “hubieras” se convierten en un recuerdo lejano: lecciones que podrían haberse aprendido, pero que en su lugar se perdieron.

La pregunta es un poco difícil. Idealmente, habría un libro de referencia que enumere, por industria, cuánto tiempo debes invertir en actividades de prospección.

Desafortunadamente, no existe un libro que te enseñe eso. ¿Por qué? La cantidad de tiempo que inviertas dependerá de la cantidad de actividades de prospección que planifiques, la naturaleza de las actividades y los resultados esperados de las actividades.

Con demasiada frecuencia, los vendedores programan citas... y luego se olvidan de ellas hasta el día anterior de la fecha programada. ¿Te sucede algo parecido? ¿Tu preparación es una actividad de último minuto que consiste en nada más que una revisión rápida de las conversaciones telefónicas de cuando se programaron las citas... y quizás una revisión de los sitios web, publicidad o materiales de marketing de los prospectos?

¿Cómo un guionista hace una película que es una superproducción taquillera y otra que es un fracaso? ¿Cómo escribe un dramaturgo una obra que se ejecuta continuamente durante años y otra que se inaugura y no se vuelve a presentar? ¿Cómo escribe un autor una novela que es best-seller y otra que apenas se vende? ¿Cómo? De la misma manera.

Acabo de regresar de Las Vegas donde d con personas que están en la industria de la construcción. Lo admito, me encantan las apuestas, especialmente en Las Vegas, pero me di cuenta de cómo me estaba engañando a mi mismo cuando me llamó la atención una máquina tragamonedas.

Decía "99% de pago garantizado", lo que precia como algo bueno. Básicamente ingresas $100 y, con el tiempo, obtendrás $99 de vuelta. Cuando no estás emocionalmente involucrado, es fácil ver la inutilidad del juego en Las Vegas. Pero las luces, los sonidos y el zumbido de la emoción te atrapan y, efectivamente, en una hora, le di $60 al casino.

Las empresas tienen un enfoque sistemático para completar casi todas las tareas; desde producción hasta contabilidad y nómina. Las empresas confían en formas claramente definidas de hacer el trabajo de manera efectiva y eficiente.

Existen algunas áreas de organizaciones que comúnmente se les permite seguir sus propias reglas; como por ejemplo los departamentos de ventas y desarrollo de negocios. La gerencia exclama: "¡ve por ellos, consigue nuevos negocios! ¡Creemos en ti!" En el mercado actual competitivo, tu equipo casi nunca logra los resultados que están buscando.

¿Algunas de estas situaciones te suena familiar?

El prospecto A dice: “Se ve muy bien. Creo que hay una gran posibilidad de que hagamos negocios". El vendedor piensa: "Tengo la venta".

El prospecto B dice: "Su precio es más alto de lo que esperábamos". El vendedor piensa: "Tendré que reducir el precio para cerrar el trato".

El prospecto C dice: "Esperábamos un tiempo de entrega más corto". El vendedor piensa: "Tendré que pasar esto como una orden urgente para conseguir la venta".

Muchos vendedores creen que deben responder a todas las solicitudes de cotizaciones que llegan a su escritorio. Es fácil ver el encanto. Trabajar en una oportunidad que "te cayó del cielo" es mucho más deseable que "hurgar en los arbustos" para tener una oportunidad. Deseable, sí, pero, ¿es inteligente?

Recientemente leí un artículo que criticaba a los vendedores por emplear tácticas de venta agresivas para pedir una decisión al final de una presentación.

Parafraseando a David Sandler, no hagas presentaciones sin un compromiso previo de obtener un "no" o un "sí" al final de la presentación.

Un vendedor posee dos cosas muy valiosas, su información y su tiempo. Hacer presentaciones sin el compromiso de un cliente potencial para elegir entre "no" y "sí" al final es una pérdida de ambos.

En Sandler Training, desarrollamos profesionales en ventas, gerencia y servicio al cliente. Los profesionales tienen el compromiso de ser lo mejor que puedan ser. Hacen las cosas un poco diferentes que los profesionales promedio. ¿Qué tienen en común los profesionales más exitosos en cualquier industria? Estudio. Ellos invierten tiempo preparándose. Practican. Tienen sistemas y procesos y los usan. Finalmente, son impulsados por la pasión y el propósito.

Muchos vendedores y dueños de empresas tienen problemas para agregar sitios de redes sociales como Facebook, LinkedIn y Twitter en su plan de prospección o de marketing.

Las redes sociales son la actividad en línea #1, utilizada por 1.200 millones de personas en todo el mundo. Casi uno de cada cinco minutos en línea corresponde al uso de sitios web de redes sociales, y el 75% de eso está en Facebook. Pero, ¿cómo te ayuda eso a vender algo?

Mis pensamientos giran tan rápido como las llantas cuando estoy manejando a mi centro de entrenamiento Sandler. Por supuesto, a menudo estos pensamientos están en Sandler mientras me preparo mentalmente para mis sesiones de Fundamentos de Venta o Maestría en Ventas.

David Sandler dijo que las ventas no es un lugar para satisfacer tus necesidades, pero con demasiada frecuencia los vendedores logran satisfacer sus necesidades burlando los obstáculos que sus prospectos les ponen, no por la oportunidad de obtener una orden de compra, sino porque quieren agradarle a su cliente.

Los vendedores confunden agradarle al prospecto con el éxito porque tienen confunden su I/R. Lo que esto significa, en términos simples, es que confunden su autoestima o identidad (lado I) con el rol (lado R) que juegan, como vendedor.

La queja más común que escucho de los jefes de las empresas que brindan servicios profesionales (abogados, contadores, ingenieros, marketing o agencias de relaciones públicas) es que su gente es técnicamente brillante, pero tiene una seria aversión al desarrollo de negocios.

Ya se ha escrito demasiado en distintos blogs de capacitación en ventas sobre la administración del tiempo que apenas tendrían tiempo para leerlos. Existen numerosos programas para administrar el tiempo, procesos y herramientas, e incluso con toda esta ayuda, todavía no puedes administrar tu tiempo no importa que tanto lo intentes.

¡Propongo “prohibir” las cotizaciones! Son una enorme pérdida de tiempo, nadie en la historia de las ventas compró nada exclusivamente basado en una cotización.

El cambio en el clima económico en los últimos años ha afectado a todos, y uno de los efectos más dramáticos es el impacto cultural que tiene en las organizaciones.

Los empleados ya no se sienten seguros, y no les gusta. Se sienten excluidos, se enojan al ver a sus amigos despedidos y su salario reducido, y todo lo que escuchan como justificación es que las ventas han caído 30, 40 o 50% - ¡y ahora exigen saber más! Quieren saber por qué los resultados son tan pobres. Quieren saber lo que la alta gerencia está haciendo para fortalecer a la empresa, y la voz unificada de muchos de los empleados de las empresas con las que trabajamos suena algo así: "Estamos trabajando más duro que nunca y estamos recobrando la dimensión de nuestra empresa. Colegas ¿qué está haciendo el departamento de ventas para salvarnos?"

Puede que no recuerdes la primera vez que escuchaste la palabra “NO”; Después de todo, esa primera vez y las muchas veces que la escuchaste apenas eras un bebé.
A través de los años seguiste escuchando la palabra “NO”...

Lo que te voy a presentar resume lo que muchos vendedores me han estado diciendo esta semana, "Wow, si bien era difícil encontrar compradores antes de todo este lío financiero y ahora es imposible... ¡me está matando!"

Tengo la sensación de que el miedo está estrangulando una gran parte del mundo de las ventas. Si tú eres capaz de mirar más allá de toda la retórica del mercado y mantenerte alejado de las fuerzas negativas generadas por ejecutivos codiciosos y políticos que desde hace tiempo han perdido la definición de "Hombres de Estado", podrías encontrar aliento para descubrir que la única persona con el mayor potencial para resolver esta crisis financiera eres tú. ¡Está en tus manos!

¿Por qué deberíamos comprarte? ¿Qué te hace diferente de mi _______ actual? ¿Por qué debería de invitarte a verme? Ya estamos haciendo negocios contigo, así que ¿por qué deberíamos de considerar este nuevo producto/servicio? ¿Suena familiar? ¿Cansado de escuchar esto? Acostúmbrate. Esto es simplemente lo que los clientes y los prospectos dicen a los vendedores.

Y no podemos criticar al prospecto/cliente por hacer dichas preguntas. Ellos no tienen tiempo que perder, y necesitan una buena razón para pasar tiempo con los vendedores que saben cómo vender valor, ya sea a través de una reunión o para ver un nuevo producto o servicio.

Estamos en pleno verano, y me encanta. Y en medio de este clima cálido, puede ser extraño decir que también me gusta el invierno, pero así es.

Ahí es cuando el mundo de los negocios casi de manera uniforme decide ir a descansar porque creen que las compras se ralentizan.

Eso se llama una creencia autolimitante. Eso es cuando más vendo por un descubrimiento que tuve, la gente todavía tiene dinero y está dispuesta a invertirlo si eres lo suficientemente bueno para encontrar su dolor.

Pídele a la mayoría de los vendedores que describan el propósito de cada interacción con un cliente potencial y probablemente dirán algo como: "cerrarlos," "construir la relación," "educarlos" o "resolver sus problemas." Todas son buenas respuestas, pero el verdadero propósito de cada interacción con un prospecto es llegar a la verdad.

¿Qué hay de malo en conseguir la verdad en una interacción con un prospecto? Haz a cualquier vendedor esta pregunta y la mayoría de las veces su respuesta será algo como: "¡podría no conseguir la venta!"

Mi mamá era una persona divertida, durante mi niñez me decía muchas adivinanzas. Algunas de las adivinanzas las decía seguidas, una detrás otra y este conjunto generalmente tenían una lección. Un par de adivinanzas han sido una gran lección para mi vida hasta ahora.

Adivinanza 1:

¿Qué dijo Tarzán cuando vio a los elefantes pasando por el camino? Aquí están los elefantes.

Adivinanza 2:

¿Qué dijeron los elefantes al ver a Tarzán por el camino? Nada, los elefantes no hablan.

Antes de optar por responder a la pregunta "¿cuánto cuesta?" de tu prospecto, considera si estás involuntariamente ayudando a tu cliente potencial a reducir tus precios.
Mientras que un truco común del vendedor novato es ofrecer mayores descuentos para obtener ventas, no he conocido a un vendedor profesional que utilice esta táctica. Desafortunadamente, el vendedor profesional aún puede ser culpable de ayudar a su prospecto a bajar sus precios "anclando" a su prospecto.

El gran Arthur Ashe, por quien se nombro el Estadio en Flushing Meadows Tennis Complex en Nueva York, no sólo fue un gran pionero en el deporte, sino que también fue conocido por su intelecto y capacidad de enseñar tanto con palabras como con ejemplos.

¿Qué sabe un corredor de maratón acerca de hacer llamadas de prospección? Probablemente muy poco. ¡Tal vez nada! Sin embargo, la estrategia que el corredor de maratón utiliza para prepararse para una carrera puede ayudarte a convertirte en un mejor prospectador.

Ningún corredor comenzó como corredor de maratón. Se entrenaron con el tiempo para construir fuerza y resistencia para ir a la distancia. El primer día no pudieron correr más de 1000 metros antes de jadear para respirar.

La primera semana fue una tortura. La segunda semana fue un poco mejor. La tercera semana mejor aún, y así sucesivamente. Con la práctica continua, el deseo y el esfuerzo, se convirtieron en corredores de maratón.

La mejor definición de un clima político acalorado es la constante "clarificación" de lo que se dijo ayer, el día anterior y el día anterior. Cuando lo que dijiste no es lo que se escuchó, o si lo que escuchaste no fue lo que se dijo, es una "mistificación mutua".

El ABA Journal publicó un maravilloso artículo sobre el legendario abogado de Texas, "Racehorse" Haynes.

En su primer juicio, accidentalmente pisó una escupidera y se cayó justo enfrente del juez y el jurado. Después de que su cliente fue absuelto más tarde, razonó que pudo haber sido porque el jurado sentía pena de que el acusado estuviera representado por un abogado tan tonto.

Cuando recibes un correo electrónico de un prospecto con una de las siguientes solicitudes, ¿qué haces?

• Envíame una cotización para...

• Proporciónanos más información sobre…

• Nos gustaría una propuesta...

• Envíanos un folleto sobre...

Si pensaste, "respuesta por correo electrónico," acabas de poner a tu prospecto firmemente bajo control del proceso de ventas. ¿Cómo? La razón se encuentra en la programación neuro-lingüística (PNL).

¿Qué Ganan Ellos?
Tadeo, un vendedor de reciente ingreso, estaba teniendo problemas para establecer citas con sus prospectos. Miguel, su gerente, quería saber la razón.

Después de llevar a cabo una práctica de cómo son las llamadas de Tadeo, uno de sus retos salió a la luz. Durante las llamadas, Tadeo se enfocaba casi exclusivamente en las características y beneficios de su compañía (ellos venden equipo para reciclaje y manejo solventes industriales).

Cuando Tadeo finalizó el curso de inducción, él se sentía listo, y muy dispuesto, a decirles a los clientes todas las especificaciones y maravillas de las unidades de reciclaje, los voltajes necesarios para la operación e incluso los detalles para ordenar las refacciones de las máquinas. Sin embargo, Miguel se dio cuenta que lo que Tadeo no podía hacer era explicar por qué los clientes decidían invertir en un equipo de reciclaje.

Miguel acordó sesiones semanales de media hora para ayudar a Tadeo a familiarizarse con las historias de éxito de los clientes que habían decidido trabajar con ellos. También ayudó a Tadeo a desarrollar y memorizar una explicación concisa y no amenazante de los problemas que sus productos habían podido solucionar: reducir costos y cumplir con algunas regulaciones locales de reciclaje.

Si eres como la mayoría de los vendedores, no sabes cómo hacer networking efectivamente. Por lo general improvisas o pasas tiempo con colegas o clientes que conoces muy bien en lugar de buscar prospectos.

Cuando te pregunto, "¿por qué no te acercas a los prospectos en los eventos de networking?", la respuesta más común es "no sé". Lo que no sabes, y ni siquiera te das cuenta, es que tu problema es tu mamá.

Específicamente, la influencia de un mensaje perforando tu cabeza en tus primeros seis años: ¡NO HABLES CON EXTRAÑOS!

“Un nivel empresarial equitativo, igualitario, es todo lo que quiero, que me traten como un igual. Me he ganado ese derecho. Sin embargo, para un prospecto estoy en el nivel más bajo en la escala de la humanidad”.

Cold Calls Pregúntale a cualquier vendedor cuáles son sus actividades de ventas favoritas y te dirán que la pincipal es "prospectar" o "buscar nuevos clientes." Si les preguntas qué actividad le produce más incomodidad, sin duda te dirán que las llamadas en frío. ¿Por qué?

Mientras que muchos vendedores ven el buzón de voz como un callejón sin salida, los vendedores inteligentes lo ven como una oportunidad de aprender más sobre su prospecto aún antes de conocerlo. Si escuchas con atención el mensaje saliente del buzón de voz de un cliente, puedes encontrar pistas que te ayudarán a ajustar tu estilo y adaptarte más al del prospecto.

Hace dos fines de semana, lleve a mi hija menor a una fiesta de cumpleaños infantil. Había olvidado lo elaboradas que eran algunas de estas fiestas, y esta fue un buen recordatorio.

Los padres de este niño habían contratado a un entrenador de animales para que trajera algunos y dejar que los niños los vieran. Lo más destacado del espectáculo fue una comadreja que hizo trucos.

La meta de las ventas es ir al banco; Sin embargo, los prospectos son más propensos a ofrecer esperanzas en vez de una orden de compra al encontrarse con un vendedor.

"La esperanza es la única cosa más fuerte que el miedo" --- Presidente Snow, los Juegos del Hambre. "Un poco de esperanza es eficaz, mucha esperanza es peligrosa".

Debido a que la esperanza es más fuerte que el miedo, un vendedor se siente más cómodo teniendo la esperanza de su prospecto ("lo estamos considerando en primer lugar") que el miedo a perder un negocio y sutilmente pregunta lo que realmente significa "considerarlo en primer lugar”.

Las dos palabras que están garantizados para hacer tropezar a la mayoría de las personas de ventas son "mejor" y "valor". De este último hablaremos en otro artículo.

Normalmente la trampa “mejor” es establecida por un prospecto al comienzo de una reunión. Después de las presentaciones y la plática trivial tu prospecto dice: "así que dime de que manera eres mejor que mi actual proveedor."

Una trampa mortal común entre vendedores es tener "oídos felices", es decir, tienden a escuchar lo que quieren oír.

En realidad, lo que ellos (vendedores) escucharon no refleja la verdadera intención de lo que dijo el prospecto.

Tip de Ventas: La cura para "oídos felices" es ser escéptico, pero reafirmando lo que diga el prospecto.

Soy un "gran planteador de metas"! He utilizado metas durante toda mi vida para trazar mi camino y medir mi progreso. Tal vez es mi necesidad de tener el control lo que me ha llevado a hacer esto o mi deseo de anticipar las amenazas que puedan surgir en el horizonte.

Sea como sea, sé que demasiados vendedores permiten que otros tracen su curso. Aceptan ciegamente las cuotas de venta anuales como sus objetivos para el Año Nuevo, imaginando que jamás podrían mejorar tus resultados por capas de "objetivos personales de calidad de vida" por encima de ellos.

Nuestros clientes y los prospectos dicen que invierten en promedio 5 - 20 horas a la semana preparando las presentaciones para los negocios que "esperan conseguir". Sin embargo, la mayor parte del tiempo sus esfuerzos no tienen éxito.

¿Por qué estamos obligados a presentar propuestas cuando en nuestro interior sentimos que estamos perdiendo nuestro tiempo? Vamos a explorar algunas de las razones por las que nos sentimos inclinados a hacer propuestas: el prospecto lo pidió.

La definición de locura de Albert Einstein era: "hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes". Ese es también el significado literal de la Regla #9 de Sandler, "cada llamada de prospección sin éxito gana interés compuesto".

En las ventas, damos por sentado que fracasaremos con más frecuencia de lo que ganaremos. Así que en la regla de David Sandler sobre la prospección sin éxito debe darnos la esperanza de que mientas más veces fallan más cerca estamos de llegar a una venta.

Los vendedores entrenados por Sandler te dirán, la esperanza es una cosa terrible. La clave de la Regla #9 de Sandler no está en la actividad de prospección; sino en el aprendizaje que viene de cada intento fallido de prospección.

La última vez hablamos de la tensión de querer rescatar un proceso de venta. Ahora veamos la situación entre el comprador y el vendedor lo más objetivamente posible: ¿Qué sucedió en este escenario?

¿Cómo convencer a alguien para que compre tu producto o servicio? Piensa en cómo compras un producto o servicio. Inclusive las personas más ricas del mundo con "dinero para quemar" no compran por el bien de la compra.

Sí, pueden comprar siempre que quieran, sin embargo hay otra razón por la que compran. A la gente le encanta comprar, simplemente no les gusta que les vendan.

"Saber cómo y cuándo discutir sobre dinero durante tu proceso de ventas tiene un mayor impacto en la venta que tu precio".

Hace unos años, contraté los servicios de una empresa de relaciones públicas de Dublín para ayudarme a promover un evento que estaba organizando. Me di cuenta que los dos socios de la empresa eran anfitriones agradables y expertos en su campo. Al cabo de unos minutos, nuestra conversación pasó de una charla casual a la cuestión empresarial.

Fue un acuerdo bastante sencillo, así que casi terminamos nuestra reunión dentro de una hora. Había sólo una cuestión importante que aún no habíamos discutido: el dinero. No parecía que iban a tocar el tema, así que miré a los dos socios a los ojos y dije "¡probablemente deberíamos hablar de dinero ahora!"

Fui criado por una madre optimista y un padre pesimista. Mi madre fue probablemente la persona más feliz, divertida y amable que jamás podrías conocer. Ella se aseguró de criarme con una mentalidad altruista, deseando nada mas que el bien para todo el mundo y haciendo todo lo posible para ayudar a la gente.

Cuando empecé a aprender y madurar, le pregunté por qué estaba ayudando a algunas personas que realmente no le agradaban. Su respuesta fue simple. "Todo el mundo puede estar mejor y ayudarlos ayuda a la comunidad recuerda, "la marea alta es para todos los barcos.”” No tenía idea de que su mensaje lo iba a recordar constantemente mientras estudiaba economía más tarde cuando asistí a la universidad.

La semana pasada, me encontraba en un restaurante de comida rápida. Este restaurante se jacta de haber servido a más de seis mil millones de comensales.

Sin embargo, las personas delante de mí parecían estar por primera vez en el restaurante; simplemente no podían decidir entre qué pedir. Llamarlos indecisos sería un insulto a los equívocos de todo el planeta.

Hay un montón de buenas razones para levantar el teléfono y buscar a nuevos clientes potenciales. Cuando se trata de encontrar nuevas oportunidades de negocio, el teléfono ofrece un alto nivel de eficiencia, es relativamente barato, y es una gran manera de reunir información valiosa que nos puede ayudar a encontrar un negocio.

 

 

Normalmente no pensamos en las ventas como una de las "profesiones que curan", pero tal vez deberíamos. Las personas les cuentan sus problemas a los psicólogos o clérigos. Le cuentan sus penas al cantinero. También les cuentan sus problemas a los vendedores, tal vez deberíamos desarrollar nuestras habilidades de escucha. He notado que cuando un intento de venta va por buen camino, la conversación se parece mucho a lo que para mí es una sesión con el psicólogo. Así debería de ser, si es que el vendedor sabe lo que está haciendo.

Les voy a compartir un secreto. Existen cientos de consultores allá afuera que te dirán que entienden y manejan por completo Twitter, LinkedIn o cuales quieran que sean las redes sociales que estén de moda. También te dirán exactamente cómo te pueden ayudar a utilizar estas redes “paso a paso”; a cambio de un alto precio por supuesto. Pues te informo que la mayoría sólo habla por hablar. La realidad es que, vivimos en una era de cambio tecnológico constante y rápido que solamente nos provoca una gran confusión.

¿Qué pasa realmente cuando vas al médico? Idealmente, te das cuenta que presentas algunos síntomas que te impiden funcionar al 100%. A continuación, haces una cita con el médico, en la que te presentas y te hacen una buena cantidad de preguntas sobre tus síntomas y hábitos, y luego te dan algunas recomendaciones, por lo general implica una receta de algún tipo.

A medida que una economía difícil se mantiene, muchas empresas se encuentran atrapadas en una sequía en las ventas, y no saben cómo salir.