Skip to main content
MNG Sinergia Comercial | México, D.F.
 

This website uses cookies to offer you a better browsing experience.
You can learn more by clicking here.

Estas en una reunión con un prospecto. Has hecho todas las preguntas adecuadas para descubrir el problema, las inquietudes, los deseos, las metas y las expectativas del cliente potencial.

Después de analizar completamente la situación, anuncias sin titubear: "No hay problema. Tengo exactamente lo que necesita". ¿El prospecto deja escapar un suspiro de alivio, pronuncia en voz baja, "Gracias a Dios", y saca una orden de compra del cajón? Tal vez en tus sueños, pero no en el mundo real.

¿Por qué? Los prospectos son escépticos con los vendedores cuyos productos o servicios son "exactamente" lo que necesitan, especialmente si los vendedores son demasiado rápidos para ofrecerlos.

En algún nivel, los prospectos quieren creer que sus problemas, inquietudes y objetivos no son comunes, sino más bien algo único que requiere soluciones que también sean únicas.

Entonces, incluso si tu producto o servicio es exactamente lo que el prospecto necesita, no te apresures. Dile al prospecto que ha abordado situaciones similares y que con el enfoque adecuado y la puesta perfecta (quizás con su ayuda), puedes proporcionarle una solución competente.

Aún te das a entender que tienes una solución. Y, reconoces la singularidad de tu situación que requerirá más que una solución sencilla.

Compartir este Artículo: